Acude a un kebab a operarse de fimosis

El joven bilbaino Patxi Rementería Oleagoiyenaetxebarría no olvidará fácilmente el día de ayer. Harto de tener que esperar meses y meses para operarse de fimosis, este intrépido vasco se pasó por el kebab que tiene de camino a casa, pidió el aparato que utilizan para cortar la carte, y se apañó él mismo el cipote.

Patxi llevaba años preocupado por la cantidad de piel que llevaba en la entrepierna. “Me había pasado de estar con alguna chavala, empezar a tirar eso patrás , y no llegar nunca al ciruelo, ya sabes como somos los vascos, había piel para dos cazadoras, tres pares de zapatos y una cartera” declara el joven. Pidió cita para eliminar la piel sobrante , pero siempre le daban largas. “Pasaban los meses y yo estaba harto, empieza el calor y quería sacar el soldado a pasear, que se viese su casco aleman”




Ayer por la tarde, harto de la espera, entró a un kebab al que suele acudir al volver de fiesta. Con la excusa de un durum mixto entretuvo al pakistaní que regentaba el local, y en un despiste, se pasó la máquina que se utiliza para cortar la carne del kebab por el cipote.

Abdul Nadarajah, el dueño del local, nos cuenta lo sucedido, tras pedirnos disculpas por su castellano : “El muy cabrón pedir durum para despistar. Mixto, doble salsi picante y patatas. Cuando me giré escuché máquina carne funcionar, y vi chaval sacando mucha carne pollo de su nardo”.

Patxi dejó cinco euros en el mostrador, y salió a la carrera del local. Según testigos, “parecía un unicornio”. Parece ser que Patxi iba con el aparato apuntando al cielo, contento, con una sonrisa de oreja a oreja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.