Operarios encuentran a un aficionado inglés durmiendo la borrachera dentro de Puppy dos días después de la final de rugby

Facebook
Twitter
Whatsapp

“Oh my god, fuck , fuck, fuck!” Así reaccionó el joven John Leringam cuando los operarios de limpieza del ayuntamiento de Bilbao le despertaron este lunes. Este joven aficionado del Leinster se pasó con la celebración, y ha pasado las últimas horas de su vida durmiendo la borrachera junto al Guggenheim, concretamente dentro de Puppy.

Pasaban las 10 de la mañana de hoy lunes cuando Iker, operario de limpieza, vio asomando entre las flores de Puppy una zapatilla de deporte. Al golpearla con su escoba, notó que estaba enganchada a algo, y cual fue su sorpresa cuando descubrió que era un inglés de más de 1,90 y 100 kilos lo que estaba enganchada a ella. Este grandullón , que tenía restos de kalimotxo por toda la camiseta , y al que el pene le asomaba por la bragueta, se pasó con la bebida y fruto de la borrachera, acabó tirado dentro del Puppy.





Iker nos cuenta el momento: “Le ayudé a levantarse y el aliento le olía a kalimotxo que se jodía. El no dejaba de decir -Oh fuck, oh shit , not kalimotxo, only beer I said fucking kalimotxo – El cabrón le echaba la culpa al kalimotxo, los ingleses deben aguantar bien las cervezas , pero cuando le dan al kali, caen como un castillo de naipes. Me preguntó qué día era, y al decirle que lunes se empezó a cagar en la reina de inglaterra , tenía el avión de vuelta a su casa ayer a las 10 de la mañana. Me pidió el móvil para llamar a un amigo suyo que vino con él a Bilbao, y el amigo se empezó a descojonar , ellos ya habían vuelto, pensaron que había pillado una bilbaina y por eso no se preocuparon. Pillar en Bilbao, ¿en qué cabeza cabe eso? jaja”.

 

final rugby bilbao
En Bilbao siempre hemos tenido buenos bebelaris. En la foto, Asier del Horno rompe a sudar tras ayudar a estas jóvenes con los deberes.

Entre John e Iker ha empezado una bonita amistad: “El tío pasó de la preocupación a la alegría en un minuto, me dijo que ya que había perdido el vuelo, se iba a quedar hasta el Domingo en Bilbao, que así iba el domingo a ver al Athletic a San Mamés. Le acompañé a un bar cercano y le pagué un pintxo de tortilla. Con sus santos cojonazos, de beber se pidió un kalimotxo, menudo grande!”.

Facebook
Twitter
Whatsapp

Un comentario sobre “Operarios encuentran a un aficionado inglés durmiendo la borrachera dentro de Puppy dos días después de la final de rugby

  • el mayo 14, 2018 a las 1:20 pm
    Permalink

    John, I´m Kevin, your best friend. ¿Did you fuck with Nekane? Beautiful boobs, yeah? Tell me.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *