Amama manda la araña del Guggenheim a la ria de un zapatillazo

Facebook
Twitter
Whatsapp

Efectivos de los bomberos de Bilbao han rescatado esta mañana del fondo de la ría, la conocida escultura con forma de araña que se encuentra en la trasera del Museo Guggenheim. La escultura, de 22 toneladas de peso, fue lanzada a la ría por una amama de un zapatillazo.

 

El gran tonelaje de la escultura no fue impedimento para que Maria Angelines Olardui, amama de Llodio de 87 años, la lanzase al agua de un zapatillazo. Era la primera vez que acudía al Museo Guggenheim, se encontraba acompañada de su familia dando un agradable paseo por el exterior del museo, lejos de asustarse por lo 9 metros de altura de la araña, dijo a su familia “Tranquilos que a esta la mato yo”. Acto seguido, se quitó su zapatilla derecha, y de un certero golpe en una de las patas, lanzó varios metros la escultura por el aire, provocando que cayese a la ría.
Con un “Hala, ya está, una menos” finiquitó su trabajo, y prosiguió su paseo.




Numerosos turistas que se encontraban en la zona, quedaron atónitos al ver la escena. Hemos hablado con Pedro y Marisa, de Lugo, que vieron todo a escasos metros: “Nos habían dicho que los de Bilbao son brutos, pero eso ha sido increíble. La abuela le soltó un viaje con la zapatilla que a poco manda a la araña al otro lado de la ría, si me pega a mi con esa zapatilla en el culo llego a Lugo sin ni siquiera coger el coche. Qué barbaridad!”.

Los responsables del museo estudian emprender acciones legales contra Maria Angelines, pero según nos confiesan “Tenemos miedo de que nos de una ostia como la de la araña” por lo que se están planeando decirle al seguro que una ráfaga de viento fue la causante del siniestro. El director del museo Guggenheim ha declarado : “Cualquiera le dice algo a Angelines, tiene una mano como la de un pelotari, y son muchos años arreando zapatillazos, no falla ni un solo tiro. Dice que tiene reuma y que anda despacito, pero el brazo lo tiene bien suelto la mujer”.



Facebook
Twitter
Whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *