Abre en Artxanda la nueva discoteca referencia en Bilbao: MARCHANDA

Este sábado fuimos invitados a la inauguración de la nueva discoteca que promete ser una referencia en todo el norte de la península. En la invitación se indicaba que habría catering y copazos gratis, así que no pudimos decir que no.

marchanda
Se curraron el nombre, sin duda

Al llegar a Artxanda lo primero que se ve es el enorme letrero anunciando que llegamos a MARCHANDA. Sus medidas son bilbainas sin duda: 19.000 metros cuadrados, parking para 700 coches y un equipo de 24 camareras de grandes pechos.

Nos recibe el jefe de MARCHANDA, Imanol Salaberría “keops”, le preguntamos el porqué de ese apodo y nos dice que tiene el pene tan grande como una pirámide. Menudo genio. Eso es un RRPP y lo demás son tonterías.
Imaginad por un momento a Bertín Osborne viviendo 20 años en un baserri de Dima, pues así es Imanol. De su camisa asoma una buena pelambrera en el pecho, y desprende un olor a Brummel bastante exagerado.
Nos explica un poco la idea de la puesta en marcha de la discoteca: “Faltaba un garito así en Artxanda, es una zona muy desaprovechada, bueno, me refiero a tema de local con música, porque quien no se ha echado un polvete en el coche en Artxanda, eh ? eh? (sonrisa)”
Este último comentario se lo hace mirando a los ojos a mi mujer, que me aprieta fuerte de la mano como diciendome “Vámonos ya de aqui“. La miro intentando responderla “Es mi trabajo nena”




Entramos a la sala principal y nos encontramos una enorme pista con  dos barras bien surtidas en los laterales. Al preguntarle por el tipo de música que pondrá, Imanol quiere ir de moderneta y empieza a recitar como un lorito todo el cartel del bbk live de este año, pero cuando digo todo es TODO. 90 segundos de grupos, de los que estoy seguro no ha escuchado una sola canción, yo le dejo que termine porque no quiero interrumpirle y que vuelva a empezar. De nuevo mira a mi pareja para decir “En la sala de arriba pondremos regguetón, princesa”.
Le digo que si no ha pensado en algo de Dance o Techno y el cabrón saca el móvil y hace como que le llama alguien para no responder a mi pregunta. “Que hijo de puta, igual que los futbolistas cuando no quieren hablar con la prensa” pienso, y voy a darme una vuelta por las distintas salas.

Pasan los minutos y el ambiente se anima, el local está al 70% y verdaderamente, la música suena muy bien. Imanol rompe a sudar y sus sobacos son un mar, ademas se le acumula la saliva en la comisura de los labios, pega un tragazo a su Whisky cola y nos sigue contando: “Mira, ahora en petit-comité, te digo que lo de MARCHANDA ha sido mi plan B, yo quería llamarlo PACHANDA, pero los cabrones de PACHÁ me avisaron que me meterían una demanda que se me iban a caer los cojones al suelo. Y yo ya tuve algún problema con la justicia de joven y no puedo jugármela”.

marchanda
Pude sacar foto a Imanol sin que se diese cuenta, menudo genio

Son las 3 de la mañana y el DJ pone Intro de The XX , Imanol se viene arriba momento en que aprovechamos a hacer una bomba de humo.
Una vez en el parking, Omar el aparcacoches nos acerca mi serie 4 y nos abre las puertas para acceder a él, “pequeños detalles que hacen una gran discoteca” pienso, para acto seguido, cagarme en su puta madre cuando veo restos de marihuana por los asientos, el cabrón del moro se había fumado sus estacas en mi coche.

Abandonamos Artxanda, y deslizando los 314 caballos del coche por las sinuosas curvas, mi mujer me toca la entrepierna, gesto inequívoco de que querría parar en algún oscuro a probar las suspensiones del bemeta, la miro, sonrío y le digo “Es mi trabajo, nena”.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.