Bomberos de Bilbao rescatan a cinco txikiteros que entraron a un WOK

Facebook
Twitter
Whatsapp

El pasado sábado la central de bomberos de Miribilla recibió una llamada solicitando ayuda para atender a cinco txikiteros que se encontraban en un wok del centro de Bilbao. La llamada movilizó a policía municipal y dos ambulancias que se desplazaron rápidamente al restaurante.

La encargada del local , Xien Chang, nos cuenta lo sucedido: “Les oímos llegar de lejos porque venían pegando voces en euskera y cantando bilbainadas. Tenían los mofletes colorados y pensábamos que pasarían de largo, pero no fue así.  El cabecilla nos dijo que su sobrina le dijo que se animara a venir un día con la cuadrilla. Pagaron la entrada y fueron directamente a por la comida”.

“Llegaron incluso a comer arroz entre pan y pan” relata la camarera

“Vaya manera de tragar, en quince años como camarero nunca vi nada igual nos cuenta Chang, uno de los trabajadores que se encontraba el sábado en el WOK, “Al pobre cocinero lo tenían frito, se ponían los 5  a su alrededor le decian –egurre!egurre!- mientras les cocinaba la carne, lo repitieron unas 7 veces”.




Pasaban las horas, y los cinco txikiteros, identificados como Peio H. , Josu Q., Antxon D., Mikel D y Martzelo B., seguian comiendo y bebiendo sin parar.  “Oímos a uno de ellos decir que una tal Mari, que debe ser su mujer, se había ido de fin de semana a Noja, y que no le había dejado comida para el fin de semana, y que así él iba a aprovechar a llenar el buche“.

El local cerró sus puertas pasadas las 12 de la noche, ya sin clientes, mientras  los cinco txikiteros pidieron “la espuela”, y sacaron otras 3 botellas de vino. Chang nos cuenta “Tenían los cinturones desabrochados, ojos vidriosos, ondeaban las txapelas en el aire y cantaban el himno del Athletic, no atendían a razones“. Finalmente, los bomberos con ayuda de una pequeña grúa pudieron sacarles rodando a la calle, dos de ellos tuvieron que ser atendidos en la ambulancia por lo que parecía coma etílico aunque al final no requirieron ingreso hospitalario.

Facebook
Twitter
Whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.