Da positivo en un control de alcoholemia y defiende que solo se bebió el semen de su novio

Facebook
Twitter
Whatsapp

La policía vasca ha informado de un suceso ocurrido ayer por la noche. La joven Iratxe F. H. de Basauri, que volvía a casa con su vehículo, se enfrentó a los agentes después de que estos la informaran que había dado positivo en el control de alcoholemia. La joven entró en cólera cuando le mostraron que el etilómetro marcaba 0,89 gr/l , y tras un rifi-rafe, alegó que era imposible, puesto que ella únicamente había bebido el semen de su novio esa noche.




Pasaban las 11 de la noche cuando el control instalado en la salida de Basauri (Puente de la Baskonia), detuvo a un turismo para realizar un control rutinario de alcoholemia. El seat león FR Fase I con alerón tunning del norauto, pegatina de la non en la luna trasera y los dados colgando del retrovisor, tenía todas la papeletas para ser parado.
La conductora, una joven rubia, procedió a soplar, y arrojó un resultado positivo (0,89 gr/l) cuando el máximo permitido es de 0,25 gr/l. En ese momento, la muchacha se alteró y comenzó a vociferar. Acusó a los agentes de haber trucado el aparato e incluso se llevó la mano a sus partes para mostrar su disconformidad : (“Me vais a comer todo lo negro”)

control de alcoholemia seman
No sé a las demás, pero a mi, me gustan grandes

Los agentes la instaron a salir del vehículo, ella seguía fuera de si, insultando a los agentes y negando haber tomado alcohol. Finalmente, tras diez minutos de tira y afloja con los policías, la joven se derrumbó, y entre sollozos, confesó a los agentes: “Me he bebido el semen de mi novio, él ha estado toda la tarde tomando cervezas y a última hora hemos pasado por Artxanda. No os lo voy a negar, le he dejado seco, pero juro que yo no he probado gota de alcohol”.

Se activó el protocolo por ingesta de fluidos humanos, y la joven fue trasladada al hospital de Basurto para realizar un lavado de estómago y poder repetir la prueba, con la intención así de demostrar si la joven decía la verdad o iba más borracha que una cuba. Un agente en prácticas que participó en el traslado a Basurto ha declarado a bilbaotoday que la joven “Intentó bajarnos la bragueta al compañero y a mi, decía que le diésemos nuestro néctar”

Facebook
Twitter
Whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.