David Meca cruza la ría a nado y al salir se le cae el cipote al suelo

Facebook
Twitter
Whatsapp

La polémica vuelve a salpicar a la ría de Bilbao. Tras el caso de los triatletas enfermos de leptospirosis después de nadar por la ría, un reto del nadador David Meca ha vuelto a poner en duda la salubridad de la ria del Nervión, y es que al nadador de Sabadell, al salir del agua, se le cayó el miembro viril al suelo, entero, con sus testículos y todo.

 

david meca cruza ría
La habitual sonrisa de David Meca se truncó

El año pasado, el Gobierno Vasco confirmó que tres triatletas que participaron en la ruta a nado por la ria de Bilbao sufrieron casos de leptospirosis. Esta enfermedad infecciosa se contrae por contacto directo con la orina de animales infectados, a través de las mucosas, principalmente boca, ojos y nariz. Después de la alarma, en sucesivos análisis, los resultados fueron negativos, por lo que había luz verde a nuevas travesías a nado por la ria.




David Meca, que se encontraba pasando el finde en Bilbao, se acercó el domingo por la mañana a Portu,  con la intención de entrenar un poco y quitar la resaca (el sábado se le vio dándolo todo en Macarredo), subió al puente colgante y se tiró al agua para hacerse un largo por la ría hasta La Peña.

Al reconocido nadador se le pudo ver a la altura del Guggenheim haciéndose un selfie con el museo de fondo, e incluso paró en Bilbi para tomarse una cerveza tostada con emulsión de sal de arándano del himalaya recogida en día impar , servida por un camarero zurdo con seis dedos en el pie derecho, de perilla morada, camisa de pana irlandesa y mocasines saltarines con la piel de dos mastines.

Todo parecía ir sobre ruedas, en menos de 50 minutos se encontraba en el barrio bilbaino de La Peña, pero al salir del agua, sucedió la desgracia. Tras secarse con una toalla, al quitarse su bañador tipo fardapollita, su nardo, cayó al suelo a plomo.

david meca
La abuela de Indautxu pidió una propina al nadador

Ahí al lado estaba Angelines, de 85 años, y vecina del barrio, que nos cuenta cómo ocurrió la escena: “Fui a ver a Meca para ver si es verdad que tiene la marca de las gafas todo el año. El chaval salió contento del agua, nos saludó a los que estábamos allí viéndole y de repente, se le cayó el cipote al suelo. Así , sin más. Como tirar una balleta mojada al fregadero, así sonó. El chaval lo recogió rápido como el que coge un gatito herido y tiró para Basurto. Después de esto, igual la ria no está tan limpia como creemos. Pobre David.”



Facebook
Twitter
Whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.