La Diputación cambiará el nombre del Tunel de Malmasin por Tunel de Bienmasín para evitar accidentes

Facebook
Twitter
Whatsapp

La Diputación  Foral de Vizcaya ha anunciado que próximamente renombrará el tunel de malmasin, y pasará a llamarse túnel de bienmasin. Este cambio de nombre es una medida para reducir el número de accidentes que se producen en el interior del túnel.

Hace unos meses, se encargó un estudio a la reconocida empresa francesa LOURéTUNN  para que evaluara el túnel, y elaborase una serie de medidas de cara a evitar los accidentes que cada año salpican este transitado túnel. Tras 6 meses de intensos trabajos, esta empresa en un único folio, concluyó que con cambiar el nombre actual por el de túnel de bienmasin, sería suficiente. Indicaban que su grupo de psicólogos había llegado a la conclusión que ver la palabra MAL, aunque sea como parte del texto “túnel de MALMASIN”,  antes de entrar al túnel, influía negativamente en el ánimo de los conductores, lo que favorece el stress y una pérdida de atención en el conductor. Esto se traduce en un aumento de las posibilidades de sufrir un accidente.




 

Para elaborar el estudio que ha costado cerca de 17 millones de euros, la empresa francesa montó a media docena de monos en unos karts en el circuito de Nantes.

Tras unas vueltas de calentamiento, donde se empezaron a ver los primeros piques entre ellos (el mono Tomas llegó a hacer una peineta al mono Bobby) , en cada vuelta los psicólogos colocaban en el paso por meta un letrero con la palabra MAL o BIEN. Y evaluaban lo que sucedía en esas vueltas después de que los monos leyesen el cartel.

 

tunel malmasin
El mono Tomás en plena prueba

Cuando colocaban el letrero de MAL, los monos iban mucho más tensos, inquietos, apretaban los dientes, y según nos cuentan los responsables del estudio “algunos hasta se cagaban en Dios cuando pillaban tráfico”.



Sin embargo cuando el letrero que veían tenía la palabra BIEN, la conducción era mucho más pausada, relajada….se cedían el paso los unos a otros en las curvas cerradas e incluso mostraban un alto nivel de camaradería “Bobby, te regalo todos mis plátanos de hoy” le dijo el mono Hipólito a su compañero.

En las próximas semanas se espera que lleguen los nuevos rótulos, que serán colocados por el mono Tomás y sus compañeros, dentro del presupuesto del estudio, se incluía la colocación de los letreros por parte de los monos, eso si, los plátanos que consuman durante el trabajo se facturan aparte.

Facebook
Twitter
Whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.