Impiden a una pareja de Otxarkoaga llamar a su hijo Guggenheim

Facebook
Twitter
Whatsapp

Aritz Urkiza y Olatz Lambarri aún no se creen lo que les ocurrió la semana pasada en el registro civil. Tras un parto sin complicaciones, su bebé vino al mundo una lluviosa tarde Bilbaina. Al dia siguiente, era la hora de comenzar con los trámites burocráticos para acreditar al pequeño como nuevo habitante en este mundo, Aritz se acercó al registro , y justo en el momento en el que le rellenaban el libro de familia, se torció todo: No le dejaron poner de nombre a su hijo Guggenheim como él y su pareja habían acordado.

llamar guggenheim hijo
Todo el mundo esperaba ver a Guggenheim golear en el Athletic

Hemos encontrado a Aritz en el parque europa, empujando el carrito y nos ha relatado la experiencia: “Olatz y yo nos conocimos una semana santa en Salou, sinceramente, en lo primero en que me fijé de ella fué en sus tetas, menudos cántaros tiene, nuestro hijo puede estar tranquilo que leche no le va a faltar, podría amamantar a todo el cuerno de África. Estuvimos 5 meses de novios y nos casamos en Begoña como manda la tradición. En uno de estos polvetes mañaneros se me fué la mano y la dejé la merienda dentro. Teníamos claro que nuestro particular homenaje a la ciudad que nos vió nacer, iba a ser llamar a nuestro primer hijo Guggenheim, tuvimos la tentación de llamarle Don Diego Lopez de Haro, pero no nos gustan los nombres compuestos”.



 

Aritz se encontró con la negativa de la funcionaria del registro. “La mujer me dijo que no , que era imposible llamar así a un niño, que me imaginara llamar a un bebé “muralla china” o “puente colgante”, que ella tenía la potestad para decir que no, y no la iba a hacer cambiar de idea. Textualmente me dijo que por sus cojones iba a dejar a unos padres llamar a su hijo Guggenheim”.

hijo guggenheim
El pequeño Guggen, un bilbaino de pro

Aritz tenía que tomar una decisión, y llamó a Olatz por teléfono para pensar en un plan B: “Menuda llorera se pegó mi mujer, más que nada porque veía que con el siguiente, al que queremos llamar Puppy, nos iban a poner pegas también, toda nuestra vida se desmoronaba como un castillo de naipes. Decidimos ponerle de nombre  Uggen, le hice la trece catorce a la mujer del registro diciéndole que era un nombre en Euskera aprobado por Euskaltzaindia, y coló”.




El museo, solidario y a la altura

El museo Guggenheim ha estado a la altura, y en cuanto se enteró de que unos padres querían llamar a su hijo Guggenheim, brotaron lágrimas del director del museo bilbaino. Aritz nos cuenta : “El museo Guggenheim se enteró de la historia muy pronto y nos ha regalado un carrito de diseño, además le han nombrado socio de honor y nos han pedido sus primeras cacotas para tirarlas contra un lienzo y exponerlas en el museo, un detallazo.”

Facebook
Twitter
Whatsapp

Un comentario sobre “Impiden a una pareja de Otxarkoaga llamar a su hijo Guggenheim

  • el noviembre 12, 2017 a las 11:38 pm
    Permalink

    Cuando salga ese cuadro a subasta !!! Más de uno pujaria !!!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.