Un joven bilbaino se tatúa una X por cada vez que le han dado calabazas

El joven bilbaino Patxi Urkiza ha decidido dejar constancia en su piel de cómo está el tema del folleteo en Euskadi. Este pizpireto bilbaino, de torso hercúleo y brazos musculados, se ha tatuado una X en su cuerpo por cada vez que alguna mujer u hombre le ha dado calabazas a lo largo del último mes.

 

tatuaje x
“Esta caracola folla más que yo”

Patxi estaba cansado de que sus amigos del sur le llamasen exagerado cuando les contaba que en Euskadi pillar es un deporte de riesgo. No se creían sus historias de sábados estériles, donde Patxi acababa las noches tirado en la barra de un kebab. “En lugar de unos buenos pechos o un señor cipote, lo único que me llevo a la boca muchos sábados es un durum mixto, que puto desastre” afirma el joven.




Ahora, Patxi ha querido visibilizar un problema del que nadie habla, pero que está muy arraigado en la sociedad vasca en general, y bilbaina en particular: “Los medios de comunicación no hablan del tema, porque no interesa, pero es un desastre de proporciones bíblicas. Preguntas a pie de calle y ni el paro ni la corrupción preocupan a la gente, lo que les preocupa es no pillar” comenta Patxi con gesto serio.

tatuaje X
“En el codo no, que duele” dijo Patxi al tatuador

 

“Pones las noticias y hablan de temas banales que no interesan a nadie, aquí lo que queremos es levantarnos el domingo con una sonrisa de oreja a oreja, y no tanta tontería. Éste es el verdadero problema vasco“.

Patxi acudió a su tatuador de confianza, y en siete horas tenía el trabajo terminado. “Ha quedado como quería, discreto para que no me suponga un problema a la hora de encontrar trabajo de lo mío (abogado) pero con contundencia para que sea una llamada de atención para las instituciones públicas”.

El tatuador , consciente de lo que se cuece en Bilbao, le despide con un “Nos vemos la semana que viene para ponerte unas cuantas X más, pirata!” . 

 

tatuaje x
Patxi posa como su madre le trajo al mundo. Hasta ella ha declarado “Le quiero como amigo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.