Joven de Bilbao anota en Excel las pajas de todo el año: El resultado es demoledor

Facebook
Twitter
Whatsapp

Interesantísima información la que nos llega hoy de la mano de Markel, un amigo de la página que nos ha remitido un archivo Excel donde ha ido anotando todas las pajas que se ha ido haciendo desde Enero hasta ayer.




Markel, del barrio bilbaíno de Santutxu, empezó el 1 de Enero esta especie de “cuaderno de bitácora de la paja“, nos reunimos con él en la terraza del Sanwicoffe, junto a su ipad donde muestra orgulloso la hoja Excel, nos  comenta cómo comenzó esta aventura:

 

El Excel con la cuenta

 

Nochevieja del año pasado fue un puto desastre, tenía esperanzas de pillar con Idoia, la hermana de uno de la cuadrilla, y todo se torció cuando nos encontramos a su ex en un garito. Al llegar a casa le dí al tema, y fruto de la resaca , por la tarde cayó otra, decidí llevar un poco la cuenta más que nada para demostrar aquella fábula de que a las 1000 pajas te quedas ciego, quiero demostrar con datos científicos que eso no es así. Así que ya veis, el primer día del año estrené el Excel con un 2, además , porqué no decirlo, patrocinadas por Idoia (un abrazo)

 

 

Nuestro amigo de Bilbao desde entonces no ha parado de sumar y sumar. Vemos alguna serie de más de un dia sin paja, le preguntamos por esto : “En algún viaje me ha sido imposible soltar mi veneno, estás con colegas o en casa de familiares y no es plan“. Le cuestionamos también acerca de si incluye en la lista las relaciones sexuales con alguna chica: “No no, solo son pajas” nos responde dicharachero.

El brazo de Markel, su herramienta

Le preguntamos sobre el promedio pajas/dia , que en Excel aparece en rojo y verde. “Me quiero controlar, en rojo marco los meses en los que , de media, ha caído mas de una paja al día, y en verde los que no. Intento no pasarme porque esto es una carrera de fondo“. Preguntado sobre los meses de verano, responde “Ya sabemos lo que son las noches de calor, suerte que vivo en Bilbao, aun así, cuando pega el calor y das vueltas y mas vueltas en la cama, es inevitable aliviarse para conciliar el sueño, al final no hay insomnio que dos pajas aguante“.



Se despide de nosotros con un “A por la paja mil!” y deseamos a Markel que nos informe de sus resultados una vez termine el estudio.

Facebook
Twitter
Whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *