Joven de Bilbao se disfraza de piano en carnavales para ver si así le toca alguien

Facebook
Twitter
Whatsapp

Nadie en su sano juicio se disfraza de piano en carnavales, salvo un joven de Bilbao ansioso por ligar. “No puedo más, en serio, estoy desesperado. Tres años llevo sin pillar, no aguanto más” Así de agobiado se encuentra Mikel F.G. de Santutxu. Este joven de 26 años ha tomado una drástica decisión: se disfrazará de piano estos carnavales con la esperanza de que alguna chica de Bilbao le toque.

 

disfraz de piano
Mikel, probándose el disfraz en casa.

Nos entrevistamos con Mikel en el bar de Pozas donde trabaja de camarero. Aparentemente no se le ve ninguna tara, e incluso nuestra redactora Idoia afirma “El chaval tiene un meneo, yo le hacía un traje de saliva”. Pero parece que un tuerto miró a nuestro amigo Mikel, ya que son más de tres años los que lleva sin ligar en Bilbao.




Nos cuenta su historia: “Desde fiestas de Mungía de 2014 no he vuelto a pillar. No sé que pasa. He tirado de aplicaciones de móvil pero no hay manera.Es como estar con la flecha roja para abajo del PES. Estos veranos he llegado a salir por Castro, Laredo y Noja la misma noche, y nada de nada. Me pongo carnavales de este año como límite, si no pillo, no me quedará otra que irme de Erasmus“.

Verdaderamente nos encontramos ante un chaval hundido, en sus ojos se reflejan cientos de noches de cubatas y chupitos malgastados, de piropos sin respuesta, de innumerables “te quiero como amigo”.Tal nivel de desesperación le ha llevado a prepararse uno de los peores disfraces posibles: el de piano. “Sé que voy a estar incómodo de cojones, que para mear tengo que sacar el pito por un agujero en el cartón, y que como me entre la pirrilera, voy a dar la nota con el olor. Pero no me queda otra, a ver si con la tontería alguna chavala me quiere tocar las teclas“.

disfraz de piano
El Mikel de Texas se lo ha montado mejor.

Mikel nos cuenta que el de piano no era su única opción: “Pensé en disfrazarme del negro del whatsapp, tengo un buen cacharro. También de malabarista, para que alguna me tocase las bolas, pero creo que el de piano es el que más opciones tiene. Es un disfraz distinguido y dejo claras mis intenciones”.
Deseamos toda suerte del mundo a Mikel, ánimo chaval, no estás solo.

Facebook
Twitter
Whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.