Un joven se queda congelado haciendo litros en Albia pero no suelta el katxi

Facebook
Twitter
Whatsapp

Bomberos de Bilbao tuvieron que emplearse a fondo el pasado sábado para rescatar a un joven bilbaino que se quedó literalmente congelado mientras hacía litros en jardines de Albia, lo curioso de la escena fue que en todo momento el joven mantuvo el Katxi en su mano derecha.

 

litros en albia
El joven no necesitó comprar hielos en los chinos

Pasadas las once de la noche del sábado, los bomberos del parque de Miribilla recibieron una llamada de una cuadrilla de jóvenes alertando de que su amigo, se había quedado “congelado” mientras hacía litros en Albia. Los bomberos pensaron que se trataba de algún tipo de broma, pero tras la insistencia de los jóvenes, decidieron bajar a comprobarlo.




La escena que se encontraron al llegar era dantesca: un joven yacía sentado en un banco, cubierto por una fina capa de hielo, totalmente rígido. Los bomberos observaron eso si, que el joven sostenía en su mano derecha un katxi de ron-cola.

María, una de las amigas del joven, explicaba a bilbaotoday lo sucedido: “Pilló banco para sentarse y el cabrón por no perder el sitio ni se levantó a mear en toda la noche. Nos dimos cuenta de que hablaba cada vez menos, pero como le suelen dar paranoias cuando bebe no le dimos importancia. Llegó la hora de irnos para Mazarredo y ahí nos fijamos que estaba cubierto de hielo, parecía un calipo. Algún cabrón de estos incluso le chupó la cara a ver a qué sabía. Nos rayamos y llamamos a los bomberos”.

litros en albia
Jóvenes en el litródromo de Bilbao. ¿Sabes donde está? Nosotros tampoco

En poco menos de 5 minutos los bomberos llegaban a jardines de Albia, y procedieron a aplicar el protocolo 75/1997 contra congelación litrera. Aplicaron calor con una estufa portátil directamente en el katxi, y a los pocos segundos el muchacho recobró la compostura: “Cabrones, que me calentáis el katxi” exclamó el joven a los bomberos. Intentó salir corriendo hacia el Antzoki, pero una patrulla de la policía municipal le advirtió de que no se podía litrar en Albia. Los agentes fueron condescendientes con él y no le multaron ya que el joven aún tenía el pene congelado, y según nos cuentan los policías, parecía un unicornio.

El ayuntamiento recuerda que en época de frío se tenga mucho cuidado con los litros en Albia.  Ha elaborado una serie de consejos entre los que se incluyen que se aumente la frecuencia en ir a mear, que se sustituya el kalimotxo por bebidas de alta graduación alcohólica, que se intente pillar para estar mas calentito y que solo saquen las manos de los bolsillos para hacer stories de instagram.



Facebook
Twitter
Whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *