Un joven defeca en mitad del ZubiZuri: “Es un puente de mierda” ha afirmado

Facebook
Twitter
Whatsapp

Indignación entre los viandantes que ayer pasaban la ria de lado a lado por el puente Zubizuri. En mitad del mismo, y plantada con sumo cuidado, una caca de grandes dimensiones se alzaba imponente. “No he visto truño igual” dijo un abuelo tras ver semejante artefacto.

 

puente zubizuri
Google te propone este libro

Según hemos podido saber, a primera hora de la mañana, con la fresca mañanera y tras varios pedetes que avisaban del desastre, un joven del barrio bilbaino de Zorroza se acercó al puente. Harto de los problemas que ha dado desde su construcción, quiso protestar a su manera, como él mejor sabe.




Con la cara mirando hacia La Salve, y el culo hacia el Ayuntamiento, este joven que no ha querido que publiquemos que se llama Garikoitz Aspiazu Ochotorena Muyarri, que tiene 23 años y un tatuaje de un delfín en su antebrazo derecho, abrió la escotilla y soltó al buzo en medio del puente.

Tras dejar el paquete, inmortalizó la escena con su móvil, aprovechando los rayos de sol que brillaban reflejándose en su particular obra de arte. Subió la foto a sus redes sociales con el hastag #PuenteDeMierda. Garikoitz sabe que lo que ha hecho no está bien, pero es su manera de “protestar” por todos los problemas que ha habido con este polémico puente sobre la ría.

puente zubizuri
¿Que has hecho qué? …¿y dónde?

“Lo del Zubizuri me ha afectado mucho desde siempre, primero fueron las baldosas que resbalaban, luego lo de la pasarela y la denuncia del arquitecto…..un desastre. Así que el otro día, me dije a mi mismo que te tenía que visibilizar mi enfado con el puente. Mi terapeuta me dijo que no me puedo dejar nada dentro, así que la mejor manera era liberando a Willy en medio del puente Zubizuri”.

El joven Garikoitz pide perdón a Bilbao y a sus gentes: “Sé que algunos me han llamado cochino por dejar semejante ñordo en medio del puente, pero otros muchos me han felicitado. He recibido muchos likes en mis redes sociales, y un estudiante eslovena de bellas artes de la UPV está pintando un cuadro a acuarela de la escena. No pensaba hacerlo ese día, pero al salir de casa noté que Jordan asomaba por el aro y dije – esta es la mía- . No pretendo que lo que salió de mis entrañas se convierta en un lugar de culto, pero si los colegios quieren organizar visitas para verlo, no me opondré, es una caca por y para Bilbao”.



Facebook
Twitter
Whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *