Joven se enamora de la voz del metro y pasa 6 horas al dia haciendo Basauri-Plentzia

Facebook
Twitter
Whatsapp

Mikel Urgoiti, de Txurdínaga, es un joven de 28 años que lleva los últimos 3 meses pasando unas 6 horas diarias en el Metro de Bilbao. El motivo para aguantar tantas horas en el suburbano es bastante peculiar: se ha enamorado perdidamente de la voz femenina que “canta” las estaciones.

enamorado del metro
Así le gusta a Mikel el vagón, vacío y en silencio para disfrutar de intimidad con su chavala

Nos dio la información Idoia, su exnovia, visiblemente resentida, nos explica el origen de esta curiosa noticia:

“Mikel y yo llevábamos 6 años de novios, hemos tenido nuestros baches como todas las parejas, pero nunca me imaginé que fuese a cortar conmigo, y mucho menos que me cambiase por una máquina.”

Idoia nos cuenta que siempre han ido a todos los sitios en coche, hasta que una avería les obligó a coger el metro por primera vez hace 3 meses.

“Nos montamos en el metro y empezamos a charlar. Todo iba bien hasta llegar a la primera parada, Abando, sonó esa maldita voz del metro que anuncia las paradas y Mikel se quedó callado, ensimismado. Le pregunté qué sucedía y me mandó callar. El resto del viaje lo hicimos en silencio, y al llegar a nuestro destino me miró y me dijo que lo nuestro había terminado. Le pregunté si había otra y me dijo que si, que era ella, señalando al altavoz. Me bajé del metro pensando que estaba bromeando y que vendría detrás de mi, pero se quedó sentado y se largó en el metro”.




Idoia nos cuenta que se ha enterado que Mikel suele estar en el último vagón del metro, donde hay menos gente y tiene más intimidad con su “novia”. Nos montamos en Bolueta y encontramos a Mikel sentado en un taburete justo debajo del altavoz. La verdad es que es un coñazo la entrevista, ya que antes de cada parada nos manda callar para poder escuchar el nombre de las estaciones, aun así, conseguimos un resumen de su situación:

“Hay gente que me llama loco , pero yo prefiero llamarlo amor con mayúsculas. ¿has visto que voz tan dulce? Es un regalo para los oídos. Se me pasan las horas volando escuchando su voz.Llevamos juntos 3 meses y hemos decidido dar un paso importante en la relación, estoy preparándome el examen para conductor de metro: así podremos estar todo el día juntos. Sé que me querrás preguntar sobre las relaciones sexuales con ella, mucha gente lo hace, solo te diré que no he disfrutado tanto en la vida”.

se enamora del metro
Mikel suele ir sin pantalones en el metro

En ese momento un grupo de chavales entra en el vagón y empieza a hablar en voz alta, Mikel se fija en ellos y me avisa : “Con esta gente es con la que no puedo”. Nos acercamos a la parada de Bidezabal y Mikel les pega un grito a los muchachos : “Callaos cojones! “. El 1,95 y los 120 kilos de Mikel ayudan a que el mensaje cale en la chavalada, que se calla al momento. Mikel me mira y exclama “Es que Bidezabal es mi preferido, fíjate como desliza la zeta mi chica..es maravillosa…ambrosía pura “.

Nos bajamos del metro y huimos sin mirar atrás.



Facebook
Twitter
Whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *