Joven bilbaino lleva saliendo de fiesta por Noja desde Agosto.”Solo encuentro cojas” afirma

Facebook
Twitter
Whatsapp

El joven bilbaino de Zorroza, Iker G. H. lleva desde el pasado 3 de Agosto saliendo de fiesta todos los sábados por la noche. Esto no sería noticia salvo por un pequeño detalle, lo hace por Noja, ya que sus amigos le dijeron a principio de verano, que allí “la que no es puta es coja”.

fiesta por noja
Iker, chaval sano y tranquilo.

Iker nunca había estado en Noja hasta este verano, a sus 22 años, siempre salía por Bilbao y alrededores. Una noche de verano en la lonja salió el tema de Noja, y sus amigos le dijeron que en Noja era imposible no ligar, que incluso había un dicho para explicar que en Noja las chicas están más predispuestas al ligoteo, “En Noja la que no es puta es coja”.

A Iker, concienciado con la causa feminista no le gustó para nada este refrán, y les echó un buen rapapolvo a sus amigos. Pero como es bastante perrete, se cogió un billete a Noja para esa misma noche, desde entonces no falla a su cita de fiesta por Noja.




Desde ese día Iker pulula todos los sábados por los pubs de Noja, intentando pillar. No se resigna a abandonar su tarea, según nos dice: “En verano había mucha mas gente, ahora en invierno solo están los del pueblo, que ya me conocen de verme todos los sábados litrando en la plaza y luego en el garfanta apoyado en la barra con mi cubata”.

El joven nos afirma que no va a dejar de salir hasta que encuentre a su media naranja “de momento sólo veo cojas, a ver si llegan las otras, jejej”. Lleva desde Agosto inventando excusas para sus amigos, que se preguntan porqué ya no sale por Bilbao con ellos. Para evitar ir al cotillón de nochevieja con ellos les dijo que su perro se había comido un bote entero de espuma de afeitar y tenía que quedarse cuidándolo, cuando en realidad estaba en el Ábaco bebiéndose cubatas de legendario-cola mientras metía fichas a la camarera.

 

fiesta por Noja
El sueño de Iker, estar rodeado de guapas chicas Nojeñas

Como sus padres no tienen apartamento en Noja, todos los sábados repite el mismo ritual. Sale de casa maqueado a las 4 de la tarde, va en bus hasta Noja, compra unos litros en el súper, los bebe en la playa o en la plaza, y luego ya entonado, va a la zona de Bares. A las 8 de la mañana, con todo el pedal, coge el autobús de vuelta a Bilbao. Nos cuenta que no tiene ningún problema con la gente del pueblo “Siempre acabo con algún borracho de Argoños o Castillo hablando sobre la vida, mi intención es terminar con alguna chavala en la playa dándole al tema, pero de momento nada”. Creemos que lo que le pasa es que está demasiado obsesionado con el tema, ya que según nos confesó “Normalmente salgo con un condón ya puesto de casa, para ahorrar tiempo por si acaso”.

Facebook
Twitter
Whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *