Ponen “A mi me gustan mayores” en una residencia de Bilbao y los aitites acaban con la viagra

Día muy especial el que se vivió el pasado sábado en una residencia Bilbaina, una de las auxiliares, sin consultarlo con los responsables del centro, puso la canción de Becky G “a mi me gustan mayores” y causó un enorme revuelo entre los abuelos y abuelas que residen allí.

a mi me gustan mayores
La cachava no fué lo único duro esa noche

Todo comenzó tras la hora de la cena, habitualmente, los tranquilos abueletes reposan la comida antes de dirigirse a sus habitaciones a descansar, pasan unos minutos en el salón principal, charlando, viendo la tele o jugando a la brisca. Pero este sábado fue diferente, en un momento dado, por el hilo musical del centro empezó a escucharse “a mi me gustan mayores, esos que llaman señores, esos que te abren la puerta y te mandan flores”, y aunque la mayoría de ellos no han escuchado nunca la cancion, se vinieron arriba y empezaron a bailar totalmente descontrolados.

 



Hemos hablado con Yolanda Lambea, compañera de la empleada que tuvo la idea: “Tenías que haberlos visto, fue increíble, mira que yo he estado en el bbk live, en el arenal sound….pues nunca he visto a alguien vibrar tanto con la música. Incluso Jose Luis, que va con tacatá, lo mandó a la mierda y se marcó unos pasos increíbles. “

Fueron apenas 3 minutos, pero los residentes según nos cuentan lo dieron absolutamente todo: “Tenemos a Nelson, que es un colombiano de 86 años, y menudos golpes de cadera le pegó a Raimunda, la tenía ganas desde hace meses, y el otro día aprovechó, menudas restregadas se pegó con ella”.

 

abuelo mazado
El abuelo Antonio se montó incluso un trio con Atanasia y Robustiana

Según nos cuentan en el centro, al día siguiente muchos de ellos no se podían ni mover, pero todos ellos tenían una sonrisa dibujada en el rostro. Varios de ellos han hablado con sus nietos para que se la pongan como tono de llamada en los móviles.

 




Encontramos a Jose Félix Pelletxea, de 91 años, jugando al fifa 18 con su compañero de habitación y la preguntamos por el tema: “Mira, a mi nunca me ha gustado el reguettón, yo siempre he sido de lo típico, metallica, iron maiden y tirando para españa, los suaves, pero hay que reconocer que la canción nos puso a todos un poco picantes, no quiero ser grosero pero esa noche hubo más sexo en esta residencia que en toda bizkaia, vaya gemidos salían de las habitaciones, ahora que el director no me oye, te diré que hay un mercado negro de viagra en el edificio, esa noche se agotaron todas y Simón, nuestro camello tuvo que ir a otras residencias a por la pastillita de la alegría”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.