Musulmán entra a una iglesia de Bilbao cagándose en Dios y recibe unas buenas hostias

Facebook
Twitter
Whatsapp

Incómodo momento el que vivieron el pasado Domingo los feligreses de la parroquia San Luis Beltrán de Bilbao, en medio de la eucaristía, un hombre musulmán irrumpió en el tempo lanzando improperios sobre Dios y Jesucristo. Todo acto tiene su consecuencia, y en este caso, el sacerdote le metió unas buenas hostias en toda la boca.

musulman recibe hostias
“Con el jefe no se mete ni Dios”

La que estaba siendo una misa como otra cualquiera, fue alterada por Hassan A. F. . El hombre, natural de Argel, accedió al templo justo en el momento en el que los feligreses se estaban dando la paz. Se situó frente al altar, y comenzó a lanzar insultos a todo volumen. Los “Mecago en Dios” se mezclaban con los “Jesús es un impostor”, acabando las frases con “Si su virgen viste de oro, desnúdala”. Esto provocó un revuelo tremendo, muchas abuelas sufrieron ataques de ansiedad, el monaguillo se cagó literalmente en los calzoncillos y algún abuelo agarró la cachava con fuerza para acabar con ese ultraje.




Pero un hombre contemplaba impasible la escena, sin que ninguno de los insultos lanzados contra su jefe le inmutase. Ese hombre era el cura, que miraba la escena desde el altar por encima de sus gafas con una tranquilidad pasmosa.

Mientras el hombre seguía jurando en hebreo, el sacerdote se acercó junto a él, y sin mediar palabra, llevó su mano derecha hacia atrás, y de un rápido gesto, metió una hostia de grandes dimensiones en la boca del alborotador. “Menudo hostión le ha dado” soltó Angelines, que estaba en el primer banco de la iglesia.
El hombre intentó reponerse, pero el cura volvió a soltarle otra hostia, y otra, y otra….. Según cuentan los testigos, el sacerdote ya tiene muchos años de experiencia soltando hostias y daba gusto verle. No falló ni una, todas a la boca. Dicen los que estaban cerca que el cura iba diciendo con cada hostia “Ésta por el niño Jesús…”, “Ésta por la virgen María…”.

musulman hostias
La mano arriba, cintura sola, da media vuelta, danza kuduro

Tras más de 15 hostias, al hombre no le quedó otra que abandonar a la carrera la iglesia, las hostias se acumulaban en su boca y le costaba respirar. “Cuando le vimos correr toda la iglesia coreamos el nombre del cura, menudo crack” nos dice Angelines. “Incluso cantamos el LOLOLO ese que cantan en San Mamés, agitando nuestras bufandas y cachavas en el aire”.

El mismísimo Papa Francisco se ha enterado de la noticia gracias al grupo de Whatsapp en el que participa con varios curas del mundo. Ayer declaró en el Vaticano: “Mucha gente piensa que en el grupo solamente mandamos fotos de tetas y chistes, pero también nos ponemos al día de noticias sobre nuestro trabajo. El cura de Bilbao hizo lo correcto, lo que manda el protocolo. Quizás se excedió en el número de hostias…..pero qué hostias…..es de Bilbao”.



Facebook
Twitter
Whatsapp

7 comentarios sobre “Musulmán entra a una iglesia de Bilbao cagándose en Dios y recibe unas buenas hostias

  • el febrero 13, 2018 a las 1:24 pm
    Permalink

    a por esos sarracenos y expulsion del terrirtorio nacional

    Respuesta
  • el febrero 15, 2018 a las 7:58 pm
    Permalink

    Jesús nos enseñó que hay que poner la otra mejilla, que hay que amar a los enemigos y el pidió al Padre que perdonara a los que lo estaban matando,y debemos vivir así los cristianos. Pero ante tanta falta de respeto a nuestras creencias, tanta burla y tan poca consideración, es natural que alguna persona pierda los nervios y le dé” jarabe de palo” al irrespetuoso para que aprenda. Estoy segura de que el Señor lo comprenderá y yo también.

    Respuesta
  • el febrero 17, 2018 a las 1:52 am
    Permalink

    Estoy seguro que con esas hostias aprenderá qué con nuestro señor no se juega!!!!

    Respuesta
  • el febrero 18, 2018 a las 10:00 pm
    Permalink

    Si en el sermón de la montaña Jesus dijo; “amar a los que no te aman”. Esto ha sido una prueba para que pensemos que algo debemos de cambiar en estos casos.
    Responder con violencia como ellos, nos pone a su altura.. así empezaban muchas guerras antiguamente. Pero eso tiene que cambiar, estamos avanzando y evolucionando con la inteligencia emocional y espiritual.
    Quizas la respuesta mas acertada, hubiese sido tranquilizarle, acompañarle a sentarse, decirle si se encuentra mal, si necesita ayuda, apaciguar la situación y darle un buen ejemplo.
    Seguro que con semejante respuesta que no espera.. se marcha o cambia de actitud.
    Si por el contrario siguiera con agresividad, llamar a la policia y esperar a que se lo lleven, pero sin ningún signo de violencia por parte de la iglesia ni de los feligrses.

    Respuesta
    • el abril 19, 2018 a las 11:32 am
      Permalink

      La letra con sangre entra, en el fondo fue un acto de amor pq iguala la próxima le cuesta el pellejo. Bravo curica.Un abrazo

      Respuesta
  • el febrero 19, 2018 a las 3:40 pm
    Permalink

    No puedo aplaudir la reaccion de ese sacerdote. Muy humana, desde luego. Y entendible…..si no fuera la reaccion de un sacerdote que, ademas, estaba ejerciendo su ministerio. Me pregunto que hubiera hecho Ghandi. A hostias, seguro que no.

    Respuesta
  • el febrero 27, 2018 a las 5:05 pm
    Permalink

    Esta gente “los morros” no pueden vivir en países civilizados en donde hay tolerancia y democracia. A los morros les va bien el desierto, las cabras, los camellos, sus costumbres y sus drogas.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *