Una pareja de jubilados acampa en el parque Etxebarría “Para pillar sitio para los fuegos”

Antxon y Angelines, una pareja de jubilados de Zorroza, han acampado esta semana en el Parque Etxebarría, con la intención de pillar un sitio privilegiado para ver los fuegos artificiales de Bilbao.

 

parque etxebarria
“En la tienda de campaña podemos hacer travesuras sin molestar a los vecinos” han afirmado

Esta simpática pareja, de 91 y 86 años , ha subido al parque con todos sus bártulos, y se han establecido en un pequeño trozo de césped junto a la chimenea del parque Etxebarría. La posición es la ideal para disfrutar de los fuegos artificiales que se lanzan en Aste Nagusia. A estos abueletes, parece no importarles el mal tiempo que tienen que sufrir estos días. En su tienda de campaña del Decathlon, pasan las horas jugando al julepe, y viendo sálvame a través del móvil.




La logística relativa a la alimentación está controlada, tienen un pequeño hornillo donde cocinar, y según dicen los vecinos “Angelines hace las mejores croquetas de Bilbao”, es muy habitual ver a gente con tuppers a la puerta de la tienda de campaña, esperando que Angelines les regale alguna croqueta.

parque etxebarria
Antxón posa para bilbaotoday a sus 91 años

Hemos podido hablar con ellos. Nos encontramos a Angelines viendo un capítulo de Walking Dead, mientras Antxon hace flexiones sin camiseta fuera de la tienda (Y estamos a 2 grados de temperatura en pleno parque Etxebarría). Están hechos unos chavales. Angelines nos cuenta: “Todos los años nos toca ver los fuegos alejados porque la gente es una cagaprisas y coge sitio muy pronto, así que este año nos hemos liado la manta a la cabeza y aquí nos hemos venido. Le he pedido a mi nieto la tienda de campaña del viñarock, y tras lavarla porque olía a porro y a pedete, nos hemos instalado en ella. Estamos muy a gusto”.

Vemos a Antxon limpiarse los sobacos con un poco de agua en la fuente tras el ejercicio. Se acerca donde nosotros y nos da su versión: “Nuestros nietos dicen que estamos más seguros en una residencia, pero joder, yo me siento como un chaval. No nos ha quedado otra que hacer esto, en Aste Nagusia siempre intento hacer la jugada de coger la cachava, ponerme la txapela y andar inclinado para dar lástima y que me dejen un buen sitio, pero la gente es muy egoista. Este año se van a joder.”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.