La torre Iberdrola sufre un apagón y se queda sin luz, la bbk sufre una avería y sus cajeros no emiten billetes durante horas. Gobelas aguanta por Dios.

Facebook
Twitter
Whatsapp

Fin de semana movidito en el botxo. El sábado por la tarde, un apagón en la torre Iberdrola dejó al edificio durante 7 horas completamente a oscuras. Y el domingo por la mañana, el error de un becario en el software que controla los cajeros kutxabank de la red bbk, provocó que no se dispensase un solo billete en todo Euskadi. Tras el finde negro solo pedimos que otro de los emblemas de Vizcaya no caiga, que el Gobelas siga funcionando con normalidad.

 

torre iberdola
Mientras haya alcohol, lo demás se la pela a este joven de San Ignacio

“Tiene huevos” que la torre Iberdrola se quede sin luz. Pues sucedió. Al más puro estilo de “En casa de herrero , cuchara de palo”, la torre sufrió un aparatoso apagón el sábado por la tarde. Se desconoce quien o qué provocó la avería, pero la escena de un Bilbao iluminado y la torre completamente a oscuras ha hecho mucho daño a la imagen de la marca.




Cuentan los mentideros que en el mismísimo despacho del director de Iberdrola se escucharon buenos “mecagoenlaostia” y “suputamadre” cuando el mandamás de Iberdrola en Madrid se enteró de la gran cagada. “Es como tener San Mamés sin césped” decía un vecino de la zona, que sacaba una foto con su móvil para inmortalizar la escena.

Gracias a Dios, pocos trabajadores quedaban el sábado por la tarde en el edificio. Algún consultor con trabajo para ayer, y los empleados de seguridad y mantenimiento, que tuvieron que suspender la partida al mus cuando los de seguridad ganaban por una vaca.

torre iberdola
Urko de Santutxu luce orgulloso su nuevo pendiente, ajeno a la noticia

Pero las desgracias nunca vienen solas, y el domingo por la mañana, un becario provocó que ni un solo cajero de la red bbk , emitiese billetes. Alguna fuente nos ha comentado que el joven fue a currar sin pasar por casa (Del Zul al curro directo) , y ya sabemos los caprichos de la informática si le añades una resaca como un caballo. Donde ves una coma pones un punto y coma, y todo a la mierda.

Muchísima gente de Euskadi se quedó sin rabas el domingo por la mañana, no había dinero en los cajeros, y la mala ostia en Euskal Herría fue algo generalizado. Con las rabas no se juega. Pero si algo tienen los becarios es horchata en las venas, además de unos buenos cojones, por lo que sin inmutarse por los gritos de sus superiores, el becario se bebió dos cocacolas de trago (sin azúcar eso si), se acomodó sus partes , y se puso a la faena. En dos horas tenía todo funcionando. Oigan y todo por 600 euros mensuales. Jaque mate. La siesta de esa tarde no tuvo precio.

Todo vuelve aparentemente a la normalidad, luz y billetes, el Gobelas respira aliviado.



Facebook
Twitter
Whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.