Urrutia pone un candado con las iniciales J y K en el puente del Arriaga y tira la llave a la ria

Facebook
Twitter
Whatsapp

Se le acaba el tiempo a Josu Urrutia, lo ha intentado de muchas maneras ( le mandó la cesta de navidad a kepa a principios de Noviembre, y se tatuó una K detrás de la oreja), pero no consigue de Kepa estampe su firma en un contrato de renovación con el Athletic.

 

Hoy hemos conocido otro movimiento de Josu para intentar convencer al joven portero de Ondarroa, ha colocado un candado con las iniciales de Josu y Kepa en el puente del Arriaga, y para darle aún mayor significado al momento, ha tirado la llave al fondo de la ria.




Nos ha informado de este hecho el joven Rodolfo Gómez, castañero que tiene su puesto en el puente del Arriaga. Accede a darnos la información solo si le compramos 5 docenas de castañas, dudamos durante un momento porque nos dan unos gases tremendos, pero la información manda así que le pagamos las cinco docenas y nos cuenta lo sucedido:

“Estaba cerrando el puesto y contando los billetes , con este frío me estoy haciendo de oro. Vino una ráfaga de aire y se me voló uno de los muchos billetes de 50 que tenía en las manos en ese momento, se acercó un hombre que lo recogió y me lo devolvió, en ese momento me dijo una frase que me inquietó: –“Toma, pero quizás le haga más falta ahora mismo al Athletic que a ti”-. El tipo iba con gorro de lana y una bufanda tapándole el rostro, pero reconocí esos ojos, era Josu Urrutia“.

 

urrutia
Mikel, de San Ignacio ya ha dado una nueva vida al candado de Urrutia

Se acerca una señora con su nieta a por una docena de castañas, Rodolfo les hace el lío y consigue que se lleven 3 docenas, menudo comercial está hecho. Guarda el billete de 20 euros y nos sigue contando: “Vi que Urrutia cruzaba el puente del Arriaga. Pensaba que iría a su txoko con Ziganda, Larrazabal, Amorrortu y toda su cuadrilla, pero no, se paró en el centro y dejó algo en el forjado. Acto seguido besó un objeto y lo tiró a la ria. En cuanto se alejó la curiosidad me pudo y me acerqué a ver que había dejado allí , era un candado como los que ponen los enamorados en Roma o París. Y había pintado en él una J y una K. “



Rodolfo me pide que le lleve un taco de billetes a su coche porque no le gusta tener tanto dinero en su puesto, Me da las llaves del bmw que tiene aparcado en Bailén y me acerco a guardar un sobre con unos 800 euros en la guantera, cuando cierro su coche me fijo en un detalle: tiene una pegatina de la Real pegada en la trasera de su coche. Vuelvo donde Rodolfo y le pregunto: “Rodolfo, no serás de la Real y todo esto será una historia que te has montado, ¿verdad?”.

Rodolfo, avergonzado y sin decirme ni una sola palabra, me entrega una docena de castañas y cierra su puesto. Cabrón el Rodolfo, me la ha liado….

Facebook
Twitter
Whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.